Durante el 2020, las entidades de la Coordinadora de Mentoría Social han llevado a cabo 24 proyectos de mentoría, en el marco de los cuales se han iniciado 1296 relaciones de mentoría con la participación de 1333 personas mentoradas y 1428 personas mentoras.

La Coordinadora de Mentoría Social ha acreditado por primera vez nueve proyectos con el Sello MC, la nueva e innovadora herramienta para la evaluación de la calidad de los proyectos de mentoría social. Estos son los primeros proyectos que reciben este reconocimiento, que evalúa la calidad metodológica de todo tipo de programas de mentoría que trabajan con colectivos en situación de vulnerabilidad. Esta primera tanda de proyectos acreditados supone un hito de gran importancia para el reconocimiento de la mentoría social de calidad en España.

Los primeros proyectos acreditados han sido enTàndem (AFEV Catalunya), Mètode Impulsa (Fundació Impulsa), Projecte Referents (Punt de Referència), Rossinyol (Servei Solidari), Rossinyol (Universitat de Girona), Rossinyol (Associació Quilòmetre Zero), Caminan2 (Fundación Ilundain), Urretxindorra (SOS Arrazakeria Gipuzkoa) y Urretxindorra (Universidad Pública de Navarra). Dos de ellos, Projecte Referents y Projecte Rossinyol de la asociación Servei Solidari, han obtenido el máximo reconocimiento, el Sello MC+. ¡La enhorabuena!

El Sello MC es una herramienta que beneficia a las entidades promotoras de la mentoría social por con el reconocimiento del rigor con el que implementan la metodología. Puesto que se trata de proyectos que trabajan con colectivos en situación de vulnerabilidad, resulta imprescindible cuidar el cumplimiento de los objetivos marcados y minimizar al máximo los posibles riesgos que podrían derivarse de una mala intervención. El Sello MC busca, precisamente, esta mejora de los resultados y de la intervención.

La mentoría social es una intervención basada en el acompañamiento voluntario de personas que se encuentran en una situación de vulnerabilidad social que busca la superación de obstáculos diversos –laborales, sociales, académicos, etc. Actualmente la mentoría social se encuentra en un momento de expansión, en el que cada vez más entidades apuestan por esta metodología de intervención social y, a la vez, crece la diversidad de colectivos con los que ésta se aplica.

Un factor clave en el éxito de las intervenciones es la aplicación de la metodología, buscando siempre evitar posibles efectos perjudiciales a las personas participantes y alcanzar el impacto deseado según los objetivos del proyecto. La creación del Sello MC surge de la apuesta de la Coordinadora de Mentoría Social por la calidad de las relaciones. Este sistema permite a las entidades evaluar la calidad metodológica de sus proyectos, así como llevar a cabo un proceso de refuerzo y mejora de su actuación.

¿Cómo funciona el Sello MC?           
El Sello MC surge de un trabajo de sistematización de los estándares de calidad internacionales validados científicamente y de su contraste con proyectos de mentoría consolidados con tal de establecer un umbral exigente y a la vez adecuado al contexto estatal. El resultado de este trabajo es una matriz de evaluación que parte de las fases de un proyecto de mentoría y establece 10 requisitos para acreditar la calidad metodológica. Para cada requisito se exige un conjunto de estándares.

El sistema de calidad establece dos niveles de acreditación: el Sello MC y el Sello MC+. Mediante un proceso auditoría de los proyectos se valida o no el cumplimento de los estándares de calidad establecidos en el Sello MC/MC+. La verificación del cumplimento se realiza mediante revisión documental y entrevistas con el personal técnico y personas mentoradas y mentoras participantes en el proyecto.